Tecnología

Primeras impresiones con Scratch 3.0

El grupo de MIT Medialab The Lifelong Kindergarten acaba de lanzar Scratch 3.0 y como no podía ser de otro modo nos hemos aventurado a descubrir y analizar todas las novedades que podemos encontrar para sacar el máximo provecho de esta plataforma de programación.

En esta última década más de 35 millones de niños de más de 150 países han utilizado Scratch para crear sus propias animaciones, juegos y otros proyectos interactivos mientras aprendían los aspectos básicos de la programación. Scratch se utiliza en las escuelas y hogares de todo el mundo proporcionando a los profesores y padres las herramientas y la alfabetización necesarias para desarrollar código mientras ayuda a los niños a ganar confianza en las nuevas tecnologías de una forma divertida en un ámbito creativo de alto valor añadido.

Pues bien, el grupo de MIT Medialab The Lifelong Kindergarten acaba de lanzar Scratch 3.0 y como no podía ser de otro modo nos hemos aventurado a descubrir y analizar convenientemente todas las novedades que podemos encontrar para sacar el máximo provecho de esta plataforma de programación.

A continuación describimos los aspectos más relevantes que incorpora esta nueva versión y que en nuestra opinión debería haber hecho algo más de hincapié en incrementar la capacidad de desarrollo en detrimento de integraciones y otras compatibilidades en las que, en cambio, ha hecho algo más de foco.

Lo primero que hemos visto es que Scratch ahora presenta extensiones para LEGO® Robotics, Makey Makey, micro:bit, Google Translate, y Amazon Text-to-Speech lo que representa un salto relevante de cara a buscar una mayor integración con, sin duda, los referentes más representativos dentro del ámbito de la educación en nuevas tecnologías. No olvidemos que Mitchel Resnick es el Director del Lifelong Kindergarten group, donde se creó Scratch y profesor de LEGO® Papert del área de investigación de la enseñanza en el MIT Medialab. Además la Fundación LEGO® está muy vinculada al MIT Medialab y lo apoya de un modo muy directo casi desde sus inicios. No obstante, echamos de menos algo más de funcionalidad y quizá algunas de estas integraciones podrían haber esperado un poco para dar paso a más capacidad de desarrollo de la propia plataforma.

A esto debemos añadir que hay una nueva sección de ideas con tutoriales en video que presentan propuestas inspiradoras para el desarrollo de nuevas actividades lo que contribuye a incrementar el rango de contenidos que ahora podemos desarrollar basándonos en modelos y ejemplos de un alto valor añadido.

También encontramos en esta nueva versión personajes, sonidos, fondos y herramientas mejoradas para pintar y editar sonido lo que nos facilitará la labor a la hora de encontrar nuevos modos de incrementar la funcionalidad de nuestros desarrollos, algo que, en esencia echábamos algo de menos y que con Scratch 3.0 parece que han resuelto de un modo mucho más efectivo.

Quizá, uno de los aspectos que destaca más en esta nueva versión es que por fin parece que encontramos la tan ansiada compatibilidad con todos los navegadores de la actualidad lo que contribuye a extender las opciones para aquellos que no solemos hacer uso de navegadores convencionales y de uso frecuente. Todo un logro para difundir aún más si cabe el uso de esta herramienta de programación entre todos los públicos. No obstante, como ya hemos mencionado, no es un aspecto que nosotros destaquemos especialmente ya que los principales navegadores estaban representados en un marco de compatibilidad que quizá ha mirado más por hacer un guiño hacia unos entornos que cada vez van perdiendo importancia con respecto a las propias tablets y dispositivos móviles.

Y precisamente en relación a estos dispositivos móviles debemos decir que se amplía la lista de los dispositivos táctiles y tabletas que ahora son compatibles con Scratch 3.0, por lo que podemos llevar a cabo nuestros proyectos con los niños casi en cualquier lugar sin perder de vista la capacidad de desarrollo que nos presenta esta plataforma.

Nos ha sorprendido, en cambio, cómo en un mundo tan conectado a Internet, ahora Scratch 3.0 dispone de una versión offline de la plataforma para poder crear nuevos desarrollos sin necesidad de permanecer conectados a la Red, algo que en nuestra opinión pretende introducir en los centros escolares la posibilidad de trabajar con Scratch sin necesidad de incorporar conexión wifi o similar en las aulas. Esta circunstancia evidentemente abre el abanico de posibilidades de Scratch en centros escolares y en hogares menos favorecidos lo que representa un importante avance de cara a facilitar al máximo número de niños el acceso a una plataforma de programación tan interesante desde un punto de vista creativo y de aprendizaje. Además, y para el resto de usuarios conectados también brinda importantes avances para poder trabajar offline en nuestros desarrollos sin la necesidad de depender de una buena conexión a Internet o en el supuesto de que ésta tenga cortes o no sea tan eficiente como suele ser costumbre. Por tanto, un elemento, el de la versión offline que aunque sorprende es un gran acierto a nuestro entender.

Conclusiones

Las herramientas de codificación de Scratch están integradas en una significativa y muy activa comunidad online, una especie de foro global y zona de juegos donde los niños pueden colaborar en diversos proyectos, comentar e intercambiar conocimiento y experiencias. Con la versión 3.0, el equipo de Scratch, sus desarrolladores, moderadores y diseñadores quieren mejorar el potencial y la capacidad de la comunidad trazando experiencias de aquellos “scratchers” que han compartido sus iniciativas y sus historias haciendo amigos, descubriendo pasiones e incrementado el sentimiento de pertenencia y, consecuentemente, la fidelización por un modelo de aprendizaje que ha dado con la clave para preparar a los niños para un futuro cargado de retos y posibilidades.

La nueva versión de Scratch optimiza la capacidad colaborativa de la plataforma y prueba de ello es la nueva capacidad de traducción de los bloques lo que contribuye a construir conexiones interculturales entre los usuarios.

A propósito del lanzamiento de Scratch 3.0 Resnick ha manifestado que “…expande el cómo, el qué y el dónde los niños pueden crear con código…Estamos ansiosos por ver qué van a crear los niños con Scratch 3.0”.


Etiquetas
Cerrar